Israel quiere que UNRWA desaparezca

La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina debe desaparecer. Aunque algunos medios atribuyen esta petición al primer ministro de Israel Benjamin Netanyahu, el periodista Eugenio García Gascón atribuye una posición aún más dura a la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley; de ella afirma, en un artículo en diario Público, que es “uno de los funcionarios más radicales en lo tocante a este conflicto”.  En el diario Público, García Gascón afirma que si por Harley fuera, ya se habría cortado toda la ayuda de Estados Unidos a los palestinos.

Se trataría de las ayudas que llegan a través de la Agencia norteamericana de cooperación, USAID y a través de UNRWA, pero en este caso, ya ha habido respuesta. Según informa la agencia Europa Press, la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA) ha recordado al primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, que su mandato depende de la Asamblea General de la ONU, después de que éste recomendara a la agencia que “desaparezca del planeta” por alimentar la “ficción” que son los refugiados palestinos.

Netanyahu realizó las declaraciones después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazara por Twitter con cortar toda la ayuda económica que recibe la agencia de parte de Washington si las autoridades palestinas no regresaban inmediatamente a la mesa de negociaciones de paz con Israel.

Pero, ¿qué pasaría si se retira la financiación a UNRWA? La escritora y activista Yara Hawari  afirma en un artículo cuya traducción publica Rebelion que el recorte total de fondos estadounidenses significaría la reducción se los servicios y la suspensión total de muchos de los programas de educación y salud para la población refugiada palestina. “Estados Unidos es el mayor donante de la UNRWA con una contribución que en 2017 alcanzó los 368 millones de dólares, casi el 30% de su financiación total. En el pasado, cuando la UNRWA ha sufrido un déficit de fondos ha suspendido programas parcial o totalmente. En 2015 estuvo a punto de retrasar el comienzo del año escolar para casi medio millón de niños y niñas palestinas. Afortunadamente logró superar el déficit de 100 millones de dólares después de que el ex secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, hiciera un llamamiento urgente”.

El segundo donante de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados es la Unión Europea, con 143.137.340 millones de dólares. Aquí es donde se dirige ahora la llamada de socorro del presidente palestino. Tras calificar de chantaje la posición de Washington, ha reclamado a la comunidad internacional que mantenga su apoyo a la UNRWA. El presidente palestino, Mahmud Abás, ya anunció el pasado 7 de enero que pedirá a la Unión Europea el reconocimiento de las fronteras de 1967 para Palestina. Está previsto que Abás viaje a Bruselas a finales del mes de enero.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *